El grillo es un hermano

Un auto nace en el acero: dulce memoria con olor a gasolina,

abierta como chancro que sangra en alcohol y cebolla,

un compendio de moléculas con voz de enana herida.

Los hornos vertieron la muerte primera, vinieron tornillos

y mil grillos zarandeando láminas frías:

así, amasijo de tuercas y nervios y manos de metal,

cuero, plomo, goma, plástico y vidrio cromado,

gente hormiga y mucho cobre en cables y contactos;

demonio libre como perro sin correa.

 

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: